¿quien soy?

 
 
 

 
Entré en  el mundo de la cerámica por curiosidad, de manera autodidacta y por interés en la investigación, tanto en su parte estética como técnica. Eso define en parte mi filosofía sobre la cerámica.

 
 
Mi fuente de inspiración es la alfarería popular de todas la épocas, sobre todo la de nuestra tradición mediterránea, tanto en las formas como en la decoración. Por eso realizo cuencos, vajillas, objetos de uso culinario con formas tradicionales y esmaltes de reminiscencias antiguos, pero con una visión actual y personal.
 
 
 
Para mí la cerámica es un soporte muy especial para pintar todo lo que me gusta: la naturaleza y el color, especialmente diseños vegetales con colores intensos. Es inquietud me ha llevado a crear una línea de joyería en porcelana.